Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Acábate 2018.

Todos los diciembres acostumbro a compartir con ustedes los aprendizajes que me ha dejado el año que está a punto de irse, este no será la excepción porque tengo mucho, mucho, mucho que contarles. El 2015 fue un año terrible, pero puedo jurar que el 2018 le ganó por goleada. Sin embargo, siempre que hay dolor, hay enseñanza.
Los que me siguen en Twitter saben lo que pasé este año con una de mis hermanas. Lo que viví con Tais marcó este año para mí. Lideré el tema en mi familia, pude sostenerlos y resolver. Juro que nunca he sido tan fuerte y siento orgullo de la Juzz de soluciones.

 Esta misma situación logró que vea lo vulnerables que son mis padres, que no siempre son tan fuertes como creo, y que debo disfrutarlos y apoyarlos más.

Este año me di cuenta que puedo ser demasiado relajada en temas en los que no debería. Mi tolerancia con la gente que amo me puede jugar en contra. Prometo poner sanos límites.Igual amo ser relajada. En serio, creo que es la primera palabra que se le viene a …

Entradas más recientes

Almas Gemelas

Grazie, il prossimo

Desbloqueando lugares para llorar

¡Mamá, mi contacto de IG compra Likes y Followers!

La regla y su terrorismo emocional

Relajada

Corazón completo, gracias.

A quien corresponda

El feminismo de Jesús