viernes, 21 de septiembre de 2018

Desbloqueando lugares para llorar


Mientras lloraba encerrada en el baño de Segundo Muelle, y pensaba mil cosas también me daba cuenta que estaba desbloqueando otro lugar público para llorar: el baño de un restaurante. Aunque ahora que recuerdo, también lloré sentaba en un restaurante mexicano mientras me atragantaba de flautitas de cerdo. Hace mucho tiempo atrás en Twitter pregunté sobre los lugares donde hemos llorado y podría hacer una lista hermosa donde el mundo ha sido testigo del dolor de corazón que llevamos a cuestas:

  • Quizá uno de los lugares más comunes es el baño de la oficina del trabajo. En el baño de mi trabajo específicamente es complicado, porque no puedo sentarme ya que no tiene tapa. Así que debo hacerlo parada. Y súper turro llorar parada.
  •   Los taxistas de Guayaquil me han consolado más veces que mi mejor amiga. Una vez de hecho, iba a subirme en la parte de atrás lista para llorar todo el viaje, y el conductor me pidió que por favor vaya en el asiento de copiloto por lo que tuve que decirle: ok, pero iba a llorar allá atrás ahora perdóneme pero lo haré junto a usted.
  •   Manejando con playlist y todo. Llegando a mi casa y oficina con los ojos hinchados y decidiéndole a la gente que tengo migraña.
  •  Mi puesto de trabajo. Mientras hago un comunicado o un plan de comunicación digital puedo estar llorando sin que eso afecte mis actividades. El único que no sabe que hacer es Esteban, mi compañero y amigo que se sienta frente a mí. Y que solo repite ¿Juzz todo bien? Ah, gracias Esteban por sacarme del Segundo Muelle y meterme a tu auto a llorar. Parqueadero de San Marino desbloqueado.
  • Hablando de puestos de trabajo, una amiga me contó ayer que lloró en una clase. Donde ella era la maestra. Desbloqueado Vero.
  •  Recordaba a mi Mamiana mientras veía a una abuelita y su nieta en la peluquería, y tuve que secarme las lágrimas con la revista Cosas 1998.
  • Hace poco, corría dentro de mi ciudadela y lloraba como si así bajara de peso. Fue súper extraño. Nunca había podido hacerlo -sí, lo había intentado antes-
  • De acuerdo a las respuestas que me dieron en Twitter, otros lugares desbloqueados son los bancos y los supermercados, pues mientras uno hace fila no queda otra más que pensar.
  •  Las carreteras también han sido testigos de corazones rotos tanto en buses como en autos particulares.
  •  Las filas de migración y las azafatas de avión han tenido que lidiar con el llanto de muchos de nosotros mientras regresamos y nos vamos de lugares emocionales y físicos.
  •  Una vez mi jefe me preguntó por cordialidad si todo bien en mi vida, y lloré con él en el teléfono.
  •  Una amiga me pidió que por favor desbloquee el Parque La Carolina, que a diario ha sido testigo de su llanto y su esfuerzo por estar más rica.
  • Una amiga se compró una cerveza solo para llorar detrás de un árbol en el Parque Forestal.
  • Una de mis mejores amigas, desbloqueó Chalos o D’Andrés. Bien Andreita.
  • Urdesa y la 9 de octubre. Desbloqueados. No por mí, pero desbloqueados.
  • La metrovía guayaquileña. Otro medio de transporte desbloqueado por el llanto que no le importa que miles de extraños te miren fijamente.
  • Estos me encantaron, porque el llanto no conoce de ejercicio físico: En clase de yoga y en pleno WOD en crossfit. Bien chicas.  

Seguro me quedan muchos lugares más por llorar, y sí, soy súper llorona. De hecho creo que mi llanto se activa en cuanto escucha el típico: ¿YA VAS A LLORAR? Sí, y lo haré mis anchas. Porque lo que no se llora se hace tumor y las lágrimas, aunque al inicio no parezca, limpian el corazón. No lloro mucho tiempo tampoco, siguiendo las instrucciones para llorar de Cortázar, solo lo hago tres minutos. No se asuste. 

sábado, 25 de agosto de 2018

¡Mamá, mi contacto de IG compra Likes y Followers!



Les voy a contar la razón por la cual no tolero este tipo de acciones y cómo inició mi rechazo a esto.

Una de mis mejores amigas trabaja en una agencia digital, y como sabemos las agencias contratan ‘influencers’ para que su marca o producto llegue a más personas. Conversando con ella un día llegamos al tema de la compra de likes, followers y views de instagram de los ‘influencers’ y cómo esto resulta un pain para el cliente que descubre que todas las interacciones y seguidores de su ‘súper estrella’ contratas son bots.

En la línea de este tema le dije que yo tenía un contacto que compra likes y followers y que al mismo tiempo, se jacta de tener su autoestima on point, que es la mujer más humilde y que no le importa que digan que ella porque es única y perfecta. Mi mejor amiga me contó de un contacto de ella que hacía lo mismo y que cuando le preguntaban sobre sus cientos de interacciones, esta persona respondía: que esa era su real influencia en Instagram.

Analizando con más amigos y gente del trabajo el tema, nos dimos cuenta que todos tenemos dos o tres contactos en Instagram que compran likes y followers y que comparten características de personalidad parecidas –necesidad de atención extrema, por solo decirles una- -Ah, y 5 de los 8 involucradxs se tenían de wallpaper en su celular-  pero sobre todo lo que nos llamó la atención fue que estas 8 personas que colocamos con objetos de estudio tienen el mismo discurso: Soy humilde, bondadosx, y la gente me ama porque soy transparente.

Actualmente, identificar si alguien compra likes o followers es absurdamente fácil para las agencias gracias a programas que permiten conocer la interacción real y los seguidores reales de su embajador de marca. Para los usuarios también es sencillo:

  • 1.      Es una foto que en menos de 30 minutos sube de 13 likes a 113.
  • 2.      Los likes proceden de cuentas árabes, brasileñas o de letras y números: الحياة اقتباسات -aahmdd3199
  • 3.       Los followers son nombres repetidos o también bots árabes o puras letras y números tipo: as__qpk - مــ̲ـخبلـهـٰٓهۂۦ˛'😝💚- Jsshshjsjs
  • 4.      A veces compran solo Followers y se olvidan de los likes y es más evidente.

Otro tema a tomar en cuenta es que la ‘compra’ puede ser sin usar dinero. Muchas aplicaciones permiten que tengas cierta cantidad de likes o followers a cambio de que el usuario también de likes y se convierta en follower. Es decir, hay un grupo de personas alrededor del mundo que necesita sicólogo. Urgente. Mentira. Síescierto.

Entonces, si te quieres convertir a como dé lugar en -influencer- con interacciones y seguidores comprados, malas noticias: Las agencias lo identifican en un dos por tres. De igual forma, las marcas y productos que compran interacción falsa para mostrarse atractivo: no se burlen del usuario, puede causar el efecto contrario. Ahora, si tú intención es ser popular entre tus contactos y que todos piensen que eres el/la más guapx y que por eso tienes tantos likes y followers, deberías en serio conversarlo con alguien. No soy psicóloga, pero estoy casi segura que llenar tu vida digital de interacciones falsas debe ser algún llamado de atención.

Ahora, soy fan de que todos hagan lo que deseen. En serio, cada uno con sus vacíos. Yo lo lleno con bolón y ellos con aceptación social digital. Lo que no tolero y me parece repudiable es el doble discurso. No, no eres humilde. No, no eres transparente. Deja de repetirlo en todos lados por favor.

Una vez, una de estas 8 personas que fueron objeto de estudio me dijo que yo tenía ‘baja autoestima’ y que debería hablar con un psicólogo porque, en ese tiempo, yo quería regresar con mi ex novio. Y sí, hablé con ella. 

Considero que la compra de likes e instagram es una de las cosas más patéticas que alguien puede hacer porque podrás comprar toda la interacción posible pero aún no existe app que te arregle la personalidad y eso le llevas a todos lados. Por este post, no lo van a dejar de hacer y lo sé pero deben estar conscientes que:
  •    Es muy obvio, no importa si compras tus likes o followers a las dos am, es bastante obvio.
  •   Vas a lograr que te cierren la cuenta de forma permanente; cuando Instagram detecta actividad inusual –que subas 200 followers de un día para el otro- lo toma como alerta y si logra descubrir que incumples sus normas comunitarias eliminará tu cuenta.
  • Si alguna vez, para tu mala suerte, muestras un pezón o alguien te reporta por cualquier razón, Instagram revisará tu perfil y le saltará la actividad inusual provocando el cierre permanente de tu cuenta.
  •   Zuckerberg tiene años luchando contra estos bots. Lo logró en Facebook, cuando existían likes falsos a las fanpages, y de a poco lo está logrando con Instagram. Según datos de la aplicación hasta el momento han podido eliminar 890.789 cuentas. Camino largo para Instagram.




domingo, 19 de agosto de 2018

La regla y su terrorismo emocional


Escucho Alejandro Sanz mientras envío mails, intento hacer una presentación y me contengo las ganas de llorar porque estoy en una oficina que no es la mía. Detesto estos días. Siento terrorismo emocional en todo. En to-do. Una desventaja total, debo decirlo. El llanto de la nada en el puesto de trabajo me hace ver menos profesional y no es así porque puedo ser eficiente y llorar al mismo tiempo, lo juro.

Lucho con mi cuerpo, mis hormonas y con todo asunto que pueda lograr que me encierre en el baño durante estos días. Los ovarios deciden cantar Réquiem de Silvio Rodríguez en mi útero y llorar sangre. Los dolores y la insistente lágrima del ojo derecho no impiden que tenga 3 reuniones, me pelee con un gerente y salga a una presentación fuera de la oficina.

Estos días el comentario mal intencionado de la ‘pana’ de siempre puede terminar en una fuerte discusión, o la falta de atención de alguien que quieres parece motivo suficiente para lanzarse del puente de la Unidad Nacional. Terrorismo emocional en todos lados.

La menstruación es una batalla que gano (?) cada 28- 30 días. Es la forma en la que mi cuerpo además de avisarme que no estoy embarazada -hay casos y casos-, me dice que todo está bien. Pero mientras me avisa que todo está funcionando perfectamente, me deja en ridículo permitiéndome llorar por videos de perritos que se reencuentran con sus dueños o porque salió Carla Morrison en mi playlist de Spotify. Damn Carlita, siempre lo logras.

De pequeña pensé que la menstruación –suena a ‘monstruo’ ¿no? – era algo vergonzoso y malo, porque una vez fui a la tienda y la señora me vendió el paquete de toallas sanitarias y la colocó en una funda negra, como si estuviésemos traficando droga. Al parecer que las mujeres sangremos una vez al mes puede asustar a alguien -pero no les asusta que nos maten todos los días-. Hoy quisiera decirle que el tema de la sangre es lo que menos miedo nos da. El síndrome premenstrual y el ‘laregla’ en los malditos 5 -8 días que pueda durar es lo de terror. Terrorismo emocional manchado de sangre por todos lados.

Espero que no se asusten, no podía poner este post en una funda negra.

viernes, 6 de julio de 2018

Relajada


Y ahí estoy. Intentándolo de nuevo. Con todo mi corazón. Afirmo que se siente diferente. Que es el momento. Que ha pasado el tiempo, que he crecido, que todo bien, que estoy lista. No hay pasado. No hay fantasmas. No hay libros sin cerrar. Perfume, depilación, tacos. Lista.

Nos divertimos. Es tan chévere. Me quiere. Me lo dice, te lo juro, me lo dice. No estaba esperándolo. Sí, el pagó la cuenta y luego me habló de futuro. Dice que soy increíble. Nunca ha conocido a alguien como yo. Mi ego lo aprueba, mis amigas no, pero mi cuerpo y corazón sí. Estoy bien, feliz. Lo escribo, lo grito. ¿Muy rápido?

No importa que no escriba tanto, no importa que salga a comer con ella, no importa en serio. Así estamos bien. Ya sabes como soy. No me importa. Bien. Yo también lo hago. Mira, no lo hago pero es porque quiero quedarme en la casa. Todo bien. Igual jamás hablamos de eso. Jamás tocamos ese tema. No, todo bien. Sí obvio me escribe. No, ya no me dice para salir. Era obvio que no era para mí. Me emocioné por las huevas. Su vida era un desastre, dijo. No era el momento, dijo. Que yo sabía, que no me haga, dijo. Igual, pienso, tenía esto y esto. Pero somos amigos, porque mira: relajada. Tonta no, relajada.

Qué manera de perder el tiempo. Red Flag. Red Flag. Red Flag. Ahí. Gritándome. No. No. No. Ciega, tonta, sordamuda. Shakira de Guayaquil que come encebollado y la dejan porque no ha sido tan única, divertida, hermosa, flaca y perfecta como le dijeron. 

Se esconde en el baño a abrazar al ego y decirle que no exagere, que los dos sabíamos que eso no era tanto así.

Cara lavada, trabajando, riéndome de mi suerte, ya fue repito. No pasa nada me repito. Sigue relajada me repito. ¿Reclamar? ¿por qué? ¿Respuestas? No las necesito. No me interesan. Estoy bien, genuinamente lo estoy. Nunca voy a pensar ‘él se lo pierde’, porque realmente no es así. No –me- quiso y está bien. Me hace cuestionarme todo pero también sé que no, que oficialmente no era él. Yo sé que ahí estaré en algún momento, otra vez, intentándolo. Tres años esperé para esto. Y otra vez será el perfume, los tacos, la depilación. Relajada. Tonta también para qué nos vamos a mentir.

domingo, 3 de junio de 2018

Corazón completo, gracias.


El 08 de marzo mientras estaba en cobertura, recibo el mensaje más desequilibrante: ‘Detuvieron a Tais en Miami’. A partir de ese día hasta el 22 de mayo, que mis padres la recibieron en el aeropuerto de Quito, todo fue gris. Pero este post no es para contarles con lujos de detalles ese proceso tan doloroso que mi familia tuvo que atravesar. Es para decirles gracias a quienes digital y personalmente me acompañaron. Escribo esto mientras veo a mi hermana acostada en el mueble viendo Supernatural y me siento en paz. Tengo deudas y mil pendientes en el trabajo pero siento paz de verla ahí con su pelo desordenado, sus brackets, y su adolescencia a flor de piel. Lloré muy poco aunque no lo crean pero las veces que lo hice fueron suficientes para recargarme para el día siguiente. Todos los días recibía mensajes por twitter o instagram, donde me preguntaban avances y me daban palabras de aliento. ‘Ten la certeza que todo regresa a su lugar’ me dijo @belenccia un día antes que me anunciaran la fecha de regreso de Tais. Todos esos detalles de gente que no me conoce me hizo sentir respaldada, algo que necesitaba demasiado porque mis padres y Tais confiaban en mí. Soy creyente del poder de la oración y cuando las personas me decían que estaban orando por mi hermana, no podía de la emoción. Fue el mejor regalo. Así que gracias. Gracias a mis padres, que en su dolor, me permitieron liderar el conflicto. Gracias a mis amigos que me preguntaban por Tais y me ofrecían su ayuda. Gracias a mis mejores amigas que me escuchaban a diario. Gracias a mis tías y primos. Gracias a mi equipo de trabajo que por videoconferencia aguantaron el único llanto –gigante- -se pusieron a chillar conmigo- que me pegué por el tema. A mis compañeros de la oficina que sabían lo que estaba pasando y me abrazaban de la nada cuando me veían con la mirada perdida. Gracias a la gente de twitter que todos los días estuvieron pendientes, pero especialmente a Silvyazul, Claudia Hidalgo y LaChicho. Gracias a ti Jamie, que te quedaste conmigo emocionalmente las últimas semanas y te convertiste en mi amigo. Gracias Maureen Fabre, eres la mejor, no tengo palabras para agradecerte todo el apoyo emocional que me diste hasta el día que llegó Tais. Gracias Anita Contreras por siempre estar con nosotros y ayudarme con todo.  Gracias Roos porque intentaste hacerme reír cuando recibía malas noticias (más tiempo) incluso cuando te aseguraba que estaba bien y que lo podía manejar. Gracias Gabriela Zambrano por llamarme y escribirme a recordarme que contaba con tu apoyo. Gracias Andreita por salir a hablar conmigo en la hora del almuerzo para que pueda desahogarme. Gracias Gaby Valarezo por analizar conmigo, todos los días,  todo lo que estaba pasando. Gracias Pam. Gracias Willy. Gracias Greg. Gracias Dani V. Garcias Andrés T. Gracias Melibon. Gracias Negra. Gracias a los que me ofrecieron su casa en Miami, a los que se ofrecieron visitar a Tais, y a los que ofrecieron el alcohol para la celebración. Gracias a las 90 personas que me escribieron para ofrecerme mil alternativas de ayuda. Gracias a todos los que me escribieron una vez, y me abrazaron para recordarme que no estaba sola.  Pero sobre todo, Gracias Tais, gracias mi amor porque sin tu tranquilidad y tu temple jamás hubiese logrado mantenerme a flote. Gracias vida por la lección que vivimos todos. Gracias Dios por no dejarnos solos. 

jueves, 17 de mayo de 2018

A quien corresponda

Si te volviera a encontrar,
si un secreto entre las calles me hablara de ti,
si el rumor de los caminos te oyera pasar nuevamente en mi vida.
Si te volviera a soñar,
si intuyera en el paisaje que vas a venir,
si de nuevo la sorpresa trajera tu voz a llenarme los días.

Si te volviera a encontrar dejaría que el destino
nos fuera llevando otra vez a olvidarnos del mundo.
Si te volviera a encontrar desearía que todo
girara más lento y que no terminaran los sueños.

Si me olvidaras después, si perdiera de mi vista tu sobre y color.
si al caer la tarde ya no asomara tu Sol, como hoy que te has ido.
Te buscaría también al calor de las promesas que suelen morir,
resignada a lo imposible de ver reflejar en tus ojos los míos.
Y pediría tal vez que aún así me recordaras muy dentro de ti
y que el tiempo regresara, oh, que el tiempo regresara.

Si te volviera a encontrar dejaría que el destino
nos fuera llevando otra vez a olvidarnos del mundo
Si te volviera a encontrar desearía que todo 
girara más lento y que no terminaran los sueños.

Letra y música de Laura Murcia.

sábado, 21 de abril de 2018

El feminismo de Jesús



Estudié doce años en un colegio católico. Me sé la misa de principio a fin. Me bautizaron, hice la primera comunión y la confirmación. No creo en la Iglesia Católica. Respeto a las monjas porque son personas mayores, no por sus hábitos. Creo en Dios y en Jesús, y los amo infinitamente. No creo en la Iglesia Católica, ni en ninguna institución que afirme representar a Dios en la tierra. Manipularon la historia y sobre todo, no son coherentes con el mensaje que difunden. Si mi futuro esposo lee esto, ¿en serio quieres que nos casemos por la Iglesia Católica? Deberíamos discutirlo.

Soy feminista. No tengo miedo de decirlo, y puedo discutirlo con cualquiera. No odio los hombres, no lucho por causas absurdas, no le grito a los hombres porque existen, porque me abren la puerta o porque me pagan la cena. Soy de las que les informo a los hombres y mujeres, que nos matan a diario, que seguimos ganando miseria en los mismos cargos que los hombres, que tenemos miedo de denunciar violencia porque no nos creen, porque a los ojos de todos somos culpables de las cosas que nos pasan. Soy de las que no tiene problema de hablar de esto mientras almuerza con compañeros de trabajo, o de decírselo a superiores si escucho que están hablando huevadas, o de educar a mis familiares si hacen algún comentario de 1820.

Creo en Dios y soy feminista, y según muchas activistas, lo que acabo de afirmar es imposible. Hay un tema en especial que hace cuestionar a los dos lados: El aborto. Estoy a favor del aborto. Quiero que todas seamos capaces de decidir sobre nuestro cuerpo. Vamos, no es tan difícil. Y bueno, se supone que la gente ama a Dios, quiere a los fetos. ¿No? Se dicen ‘provida’. Tan irónico como absurdo. Colocan la salud de una mujer con una historia, delante de la ‘vida’ de un feto. No sé qué creen ustedes, pero Dios es un ente divino y solo pienso, que está súper decepcionado de los que dicen representarlo. 

Con una de mis mejores amigas, siempre discutimos y formamos teorías de la razón de vida de Jesús. Un profeta que dio un mensaje tan poderoso y que las Iglesias simplemente decidieron ignorar: AMAOS UNO A LOS OTROS, COMO YO OS HE AMADO. Es una frase tan sencilla, tan fácil de llevar a cabo, y la religión  lo está arruinando. O sea Jesús vino a decirles: ¿Saben qué? Dios los perdona porque, no sé si leyeron el antiguo testamento, la gente se ha pasado un poco, así que les traigo un mandamiento nuevo pls síganlo, nos va a ayudar a todos a ser mejores humanos: Ámense. Amar es cool. Yo los amo, y miren me preocupa que coman, que tengan salud, que beban vino, y que le den besos incluso a quienes no los aman tanto. Ustedes amen y ya.


Aún me pregunto en qué parte de esas palabras que dijo Jesús, la Iglesia Católica, y las otras, se perdieron tanto. Entonces, sí soy feminista y creo en Dios. Creo que hay que educar a los niños y niñas para que en equipo luchemos por tener las mismas reglas del juego. Creo que aún hay muchos hombres y mujeres que están teniendo está transición y no entienden muy bien que hay pequeñas acciones, e incluso frases que mantienen al machismo. Sí, tú querida influencer, que aún tuitea cosas como: ‘Hombre que toma pilsener light, una amiga más’. Amiga, no estás haciendo daño a todos. No es chistoso. Creo que hay que tener paciencia, es otra generación, normalizada por el machismo.

Como feminista, apoyo las acciones del movimiento LGBTI, porque son víctimas del machismo y de la heteronormatividad defendida por obviamente, el machista. Como creyente en Dios, los apoyo más y a ojos cerrados, porque creo en el amor y no existe otro argumento más fuerte que éste. Fin. Hay muchos estudios que afirman que Jesús fue uno de los primeros feministas, y la verdad no tengo que ahondar tanto; cuando dijo ‘ámense los uno a los otros como yo los he amado’ siento que fue suficiente, y bueno, tenía seguidoras mujeres y al tipo le parecía absurdo que porque alguien tenga la regla no pueda ser hija de Dios. El man: un bacán.

Quizá y solo quizá, estoy hablando huevadas. Pero es mi punto de vista, es lo que siento y es la forma en la que vivo. No soy una feminista que odia a los hombres (hay mujeres que no soportan que un hombre les pregunte la hora), odio el machismo, y lucho conmigo por desterrar detalles dentro de mí que podrían fomentarlo. Amo a Jesús y Dios es bueno. Siento que la Iglesia sigue jugando del lado equivocado.