Acábate 2018.


Todos los diciembres acostumbro a compartir con ustedes los aprendizajes que me ha dejado el año que está a punto de irse, este no será la excepción porque tengo mucho, mucho, mucho que contarles. El 2015 fue un año terrible, pero puedo jurar que el 2018 le ganó por goleada. Sin embargo, siempre que hay dolor, hay enseñanza.

  •   Los que me siguen en Twitter saben lo que pasé este año con una de mis hermanas. Lo que viví con Tais marcó este año para mí. Lideré el tema en mi familia, pude sostenerlos y resolver. Juro que nunca he sido tan fuerte y siento orgullo de la Juzz de soluciones.


  •  Esta misma situación logró que vea lo vulnerables que son mis padres, que no siempre son tan fuertes como creo, y que debo disfrutarlos y apoyarlos más.


  •  Este año me di cuenta que puedo ser demasiado relajada en temas en los que no debería. Mi tolerancia con la gente que amo me puede jugar en contra. Prometo poner sanos límites.
  • Igual amo ser relajada. En serio, creo que es la primera palabra que se le viene a la cabeza a la gente cuando deben describirme. Y está bien. 
  •  Dejé el arroz. Aún no puedo creerlo. Dejé el arroz y quería que lo sepan. Y cuando digo que lo dejé me refiero a PUEDO VIVIR SIN ÉL Y NO ME MUERO. Obvio hay platos en los que no debe faltar pero si puedo evitarlo lo hago, y si no,  me como la mitad o menos. Quiero que por favor sepan que todo es posible. Siempre dije que primero me blanqueaba antes de dejar el arroz. Si yo pude, tú también.


  • Este año salí con tres chicos y con uno de ellos decidí iniciar una relación. El primero me terminó (o sea dejamos de salir) porque desconfiaba de mí, el segundo solo un día dejó de salir conmigo y luego entendí que era porque tenía una relación con otra chica. Y bueno, la relación terminó por la distancia y una tercera persona.


  •  Por lo anterior, declaro el 2018 como el año que más lloré en el baño y en el que más me rompieron el corazón.


  •   Aprendí que mi intuición es excelente.


  • Confío demasiado rápido en las personas y debo dejar de hacer eso.


  • La gente que te ama, no hace cosas que te hieren. Fin.


  •  La gente que te ama, no te miente.


  • La gente que te ama, te da paz, no problemas.


  •   El amor no es un mensaje lindo en whatsapp o un post en Twitter, son acciones.


  • La gente puede gritar que te ama y no mover un dedo por ti. Eso no es amor. 

  • Hay que agradecerle a la gente que no se quiso quedar, ese espacio es necesario para los amigos y el amor de verdad. 

  •  Siempre intento entender a la gente cuando toma decisiones, incluso si esas decisiones no me gustan, y aunque siempre me ha gustado eso de mí creo que es hora de ser más coherente con lo que siento. Explico: Ok tomaste esa decisión, me duele y por ende, aunque te entiendo no me voy a quedar viéndote tomarla porque no me hace feliz.


  • Tomar más decisiones que me hacen feliz a mí. No al resto.


  • Si tienes que dañar a alguien para ser feliz tú, eso va a terminar mal.


  •  Odio el papel de víctima. Odio. Este año me repetía cosas como ‘yo di demasiado, y él no’. Luego me di cuenta que sí, efectivamente, di demasiado porque soy demasiado. Además, las víctimas nunca triunfan. 


  • Dios, la vida, el universo, los santos, lo que quieras te coloca en situaciones que te van a regalar un aprendizaje y que, créeme, puedes manejar.


  • Si alguien te regala ansiedad en lugar de paz, eso no es amor.


  • No soy una persona radical. Definitivamente me cuesta mantener mi posición en ciertas decisiones que tomo. Aunque me cueste escribirlo, hay cosas que sí son blanco o negro. Los matices pueden doler.


  •  Una de mis metas 2019, es ser una persona determinante.  


  •  Los hombres que han pasado por mi vida este 2018, han logrado que me cuestione todo (mis acciones, mi personalidad, mis decisiones) más que otros años. Lo cual es bueno porque veo en que estoy fallando o si lo que estoy proyectando es lo que quiero.


  •  Tengo las mejores amigas del mundo. En serio soy muy afortunada. Mabe, gracias por nunca dejarme sola, por pegarte el viaje de tu casa a la mía solo para abrazarme mientras lloro como cría. Andreita, sé que estás pasando un proceso, gracias por confiar en mí. Alex, gracias por aparecer a entenderme y a analizar todos los lados de una situación. Lu, eres un ángel que siempre aparece con las palabras correctas a reconfortarme. Vero, eres magia amiga mía, es hermoso tenerte en mi vida. Gaby, gracias por soportar mi llanto por teléfono. Flefles, gracias por leerme siempre cada cosa absurda que pasa en mi vida. A mis hermanas, que me ven mal y solo van a mi cuarto a estar sin preguntar, sin nada, solo para que no esté sola.  


  • Puedo llorar y hacer un comunicado perfecto. Amo eso de mí. Llorona pero eficiente.


  • Después de la llamada terrible que recibí en marzo donde me decían que mi ñaña quedaba bajo potestad del gobierno de Estados Unidos, estos días recibí otra igual de dolorosa donde me dieron demasiados detalles de algo que no me interesaba. Fue la llamadas más innecesaria que he recibido. En caso que leas esto: Agradezco tu intención, pero con agradecerme, pedirme perdón y contarme que estabas bien y estable, era sufi. Por el bien de la gente que está a tu alrededor, deja de pensar en ti y piensa por cinco minutos en la otra persona. Cinco, no más. Tino y filtro. Haz la plana. 


  •  En todo caso, después de esa llamada, pude finalmente cerrar un ciclo.


  • Y les juro, nadie pasa por nuestras vidas sin razón alguna. A veces unos son puentes, otros destinos y otros solo llegan a nuestras vidas a hacernos más fuertes y espectaculares.


  • Siempre me voy a quedar con la mejor versión de las personas que pasan por mi vida.


  • Todas las tormentas pasan. En Junio 2016, vi a mi exnovio en un avión, tres días después que me contara que inició una relación, llegué a Quito a escribir esa entrada. Dos años después es una persona que solo me inspira respeto y confianza. Así que les juro por mi vida: todas las tormentas pasan.
  • No hace falta que alguien te diga que no te ama, sus acciones son suficientes.
  • Hay que desearle paz y amor, a la gente que nos hizo daño. La necesitan.
  • Dice Drexler que cada una da lo que recibe y luego recibe, lo que da. No importa lo mal que te paguen ahora, el destino es perfecto, y te va a regresar todo lo que das a la gente que llega a tu vida. 

  •  Por fin me pinté el pelo. Lo pongo porque en serio es una de las cosas más radicales y menos estúpidas que he hecho este año.


  • Entendí que debo dejar de involucrarme con personas que no saben lo que quieren, cuando yo lo tengo demasiado claro.


  • Tengo que aprender a manejar mis finanzas. También está dentro de mis metas del próximo año.  Soy un pequeño desastre.
  • Verga para Liga. 

  • Escribir es mi forma de sanar. 


  • Definitivamente, el corazón no me da para poner triste a nadie. Este año me hicieron algo turrísimo, y me puse a pensar si yo haría algo parecido. Y no, mis valores, principios y buen corazón no me lo hubiesen permitido. 


  • Creo que lo más hermoso de este año, ha sido seguir aprendiendo del Feminismo. Me declaro orgullosa de serlo (sí, a pesar de ciertas incoherencias dentro del movimiento). Amo seguir educándome y no se olviden: Se va a caer. 


  •   Este año logré una de mis metas: me compré a Conchita. Siempre hui de las deudas enormes, y aquí estoy pagando mi auto.

  • Agradezco mi sentido del humor, porque a pesar de todo, siempre encuentro la forma de cagarme de risa de las cosas que me pasan. 


  •   No dejé de beber, y sinceramente no sé si ponerlo de meta 2019, porque en mi lista solo quiero objetivos que pueda cumplir.


  •  Este año viajé dos veces fuera del Ecuador (generalmente solo lo hago una vez al año) y han sido mis mejores decisiones del año. Soltar todo y largarse, dice Silvio. 


  • Este año ha sido bastante fuerte para mi familia y para mí, con cambios muy duros, y aunque no logramos estabilizarnos del todo, estamos completos y eso me llena el corazón. 
2018, me dio palo desde el inicio hasta el fin, con intervalos de momentos hermosos. Cambios, noticias fuertes, llanto, dolor y decisiones. Y les puedo jurar que nada de lo turro que me pasó, ha logrado que yo deje de creer que el amor de mi vida existe y que el amor sana. Estas situaciones complicadas que se pusieron frente a mí, me recordaron que puedo con todo y que sí, soy muy buena. Ahora mismo, dejé de preguntarme ¿por qué a mí? y cambié la pregunta a ¿Qué me quieres mostrar, Dios? ¿Qué necesito aprender de todo esto? (Gracias Dama por esto)

¿Me estoy exponiendo demasiado con este post? Probablemente. 

Estoy segura que el siguiente año será muy bueno, y espero que ustedes también cambien sus preguntas para que sus respuestas los guien a mejores caminos con experiencias más lindas. 
¡Feliz 2019! 

Comentarios

  1. Acabo de leerte y la verdad, no te conozco en persona pero sinceramente te puedo decir que te admiro mucho, solo leo esto y veo a una mujer valiente y puedo decir con firme certeza de una mujer valiente a otra que te mereces lo mejor del mundo y que no te preocupes por las promesas y metas que tendrás en el 2019, lo vas a lograr. Abrazos.
    Atte: @darth_vet (te sigo en twitter pero tengo candadito je)

    ResponderEliminar
  2. Mi 2018 venía arrastrando cosas del 2017, peeeero era algo más por el entorno, que seguía atrayendo ese mal pasado. Por fin estoy ya viviendo algo que esperaba de una forma romática que se pueda dar, y se dio, y estoy demasiado feliz, a veces el pasado espera para volver, quizás nunca se fue, y ese es mi caso. Pero es bacán porque no me hace daño. Me gusta leerte, me pone una sonrisa en los labios después de pegarme mi chillada de confianza. TEKUEME Juzz, no dejes de escribir

    ResponderEliminar
  3. Bello. Nunca dejará de gustarme como escribes. Tan abierta y espontánea. Las cosas duras de la vida siempre estarán ahi de ellas nunca se escapa. Cada vez llegan en menos cantidad porque la vida premia por las buenas acciones. Por lo fuerte que has sido. Por las batallas luchadas. Siempre admirare de ti las ganas inmensas de crecer de saber lo que quieres. De tener un norte fijo aunque con desvíos pero vuelves al camino. Tu 2019 será tu año. Para lo que decidas hacer
    Besos y abrazos Juzz

    ResponderEliminar
  4. Para ti una persona admirable que escribe con la luz del alma...debo decirte que pocas veces un texto me engancha, el tuyo es todo lo contrario, que escribes con una dosis muy emocional y transparente que pude sentir tus emociones de este año, y en el camino todo será mejor cuando tu lo decidas. Que tienes razón sobre las personas pues a veces damos demasiado.
    Caminar para re inventarse es parte de la fórmula de una mejor vida, Yo caso fiel de muchas mejoras, de irresponsable, bohemio, y algo hedonista a una mejor versión de alguien comprometido con responsabilidades personales y sociales...
    Que tengas un glorioso 2019

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario ♥

Entradas populares